Categories
Noticias

Parejas gay demandaron al gobierno de Japón en el Día de San Valentín

13 parejas exigen una compensación económica al gobierno japonés por negarles los mismos derechos que tiene una pareja heterosexual.

Cinco parejas lesbianas y ocho parejas homosexuales presentaron una demanda contra el gobierno japonés el pasado 14 de febrero. Su principal objetivo es forzar que en el país asiático se reconozca el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Además, solicitan una compensación económica por la violación de sus derechos humanos al negarle el mismo estatus que a las parejas heterosexuales. Sin embargo, el dinero no es su motivación. Entonces ¿para qué solicitarlo? Las leyes japonesas no permiten solicitar un juicio para que se revise si es constitucional el matrimonio igualitario. Por ello, primero solicitarán un reclamo de compensación y sobre ello, argumentarán que se trata de una violación constitucional.

En Japón, dos personas del mismo sexo no pueden casarse. La constitución dicta que “El matrimonio será únicamente con el consentimiento mutuo de ambos sexos.”

La demanda argumenta que el texto de la constitución no prohibe directamente el matrimonio igualitario. Además, afirman que no permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo viola el principio constitucional de igualdad ante la ley.

Japón es el único miembro del G-7 que no reconoce el matrimonio igualitario. Una encuesta realizada en enero encontró que casi el 80% de los japoneses entre 20 y 59 años apoyaba el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Sin embargo, la actual administración de Shinzo Abe y su partido político pertenecen al grupo más conservador. Varios miembros del partido oficial se han visto envueltos en polémica por comentarios homofóbicos.

Uno de ellos afirmó en 2018 que las personas LGBT+ eran “inproductivas” porque “no pueden tener hijos”. Otra legisladora afirmó que no había necesidad de enseñar sobre diversidad sexual en las escuelas. También señaló que aunque el número de suicidos entre personas LGBT era alto “la prioridad era baja” y dijo que si los niños recibían educación sobre diversidad sexual “nunca más volverían a ser normales”.

By Andrés Estrada

Maestro de educación primaria, ejerce el periodismo, cree que es necesario luchar por nuestros derechos humanos en la mejor forma que podamos.